GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Dies irae dies illa


“Esta maravillosa secuencia se encuentra ya en un manuscrito del siglo XII, y es muy dudoso que su autor sea el franciscano Tomás de Celano. Describe la resurrección de los muertos y el rigor del Juicio final.” (Misal Dominical por el Rdo. Padre Andres Azcarte OSB)

+

DÍA terrible, día de ira, – aquel que al mundo torne en ceniza, – cual David dijo con la Sibila

¡Cómo en él, ay, todos temblaremos – cuando al severo Juez veremos, – fiel escrutinio de todo hacer!

De la trompeta al son temido, – cuando el sepulcro guarda escondido – ante tu trono será reunido.

Asombraránse muerte y natura – cuando rompiendo su sepultura – a juicio salga la criatura.

Se abrirá a todos inexorable – el libro eterno, do se lee estable – cuanto en la vida fue censurable.

Cuando en su trono el juez se siente, – todo lo oculto se hará patente, – nada allí impune ya se consiente.

¡Ay de mí, triste!, clamaré a voces: – ¿a qué patrono pedir favores, cuando aun el justo temblará entonces?

¡Oh Rey tremendo!, pues tu bondad es – la que sola salva al mortal, sálvame entonces, Dios de piedad.

Recuerda, amante Dios de mi vida, – que yo fui causa de tu venida, – ¡oh! Que no se pierda mi alma afligida.

Tú por buscarme te has fatigado, – por redimirme fuiste enclavado: – No quede inútil tanto trabajo.

¡Oh Juez Justo!, por tu clemencia – usa conmigo de indulgencia, – antes que llegue el día de la cuenta.

Cual reo vedme, vedme cuál gimo; – de tantas culpas me ruborizo. ¡Perdón! Mil veces Jesús te pido.

A Magdalena, pues, que absolviste, – y al ladrón Dimas por fin oíste, tal esperanza me diste.

Mis ruegos veo que no son dignos, – mas tu me otorgas Jesús benigno, – que no me abrase fuego infinito.

Con los cabritos a tu siniestra – no me confundas; mas a tu diestra – ponme piadoso con tus ovejas.

De Ti alejados ya los malditos – a los eternos fieros abismos, sea yo llamado con tus benditos.

Esto te pido, puesto de hinojos, – contristada el alma y húmedo el rostro, no sea objeto de tus enojos.

¡Día de duelo, terrible día – en que del polvo se resucita a eterna muerte o a eterna vida!

Perdona entonces a aqueste reo, – Jesús piadoso, mi único dueño, – danos a todos descanso eterno. Así sea.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...